Falta De Deseo

La forma más común de llamar a este trastorno es el de “deseo sexual hipoactivo”, que consiste en la ausencia o deficiencia de fantasías o interés para realizar algún tipo de actividad sexual de forma continuada, provocando malestar en la persona que lo sufre e interfiriendo de forma negativa en la pareja. Quien la padece, no consigue disfrutar del acto y tiende a evitarlo. Hay dos tipos de inapetencia: primaria, en la que nunca se ha sentido deseo, y secundaria, cuando éste ha desaparecido. Aunque los hombres también pueden tener este problema, es más frecuente entre las mujeres.

Las razones que llevan a esta disminución de la libido son diversas, tanto físicas como psicológicas, desde variaciones hormonales o la menopausia en el caso de la mujer, hasta una baja autoestima, ansiedad, estrés, depresión o la ingesta de determinados fármacos. También afectan los conflictos laborales, el cansancio, una escasa o nula comunicación entre la pareja o, incluso, la rutina.

Falta De Deseo 

Mostrando 1 - 1 de 1
Mostrando 1 - 1 de 1