Preservativos

El preservativo es el método anticonceptivo de barrera más frecuente para los hombres, con una eficacia del 97 por ciento. Consiste en una funda de látex (u otros materiales sintéticos) que se coloca sobre el pene, impidiendo así el paso del semen y reteniéndolo. Sirve además para evitar el contagio de infecciones de transmisión sexual como el sida, la gonorrea, la clamidia, la tricomoniasis, la sífilis, el herpes genital o el virus del papiloma humano, con una eficacia del 95 por ciento.

Al abrir el envoltorio del preservativo o condón es importante hacerlo con cuidado y con las manos, para evitar toda posibilidad de que se rompa durante este proceso. No se recomienda por lo tanto usar tijeras u otro utensilio similar para abrirlo, ni tampoco hacerlo con los dientes.

La principal ventaja del preservativo es que es de fácil acceso para cualquier persona por un coste relativamente bajo. Es un producto que no necesita prescripción médica y puede usar prácticamente cualquier hombre: incluso para aquellos alérgicos al látex, existen preservativos hechos de poliuretano, aunque son igualmente válidos aunque hay estudios que apuntan a una efectividad ligeramente inferior. Además, se considera el método anticonceptivo más seguro de todos, ya que protege de embarazos no deseados y, al tratarse de un método de barrera, también de infecciones de transmisión sexual.

Preservativos 

por página
Mostrando 1 - 45 de 58
Mostrando 1 - 45 de 58