Exfoliante Corporal

Los exfoliantes corporales se han convertido en rituales imprescindibles para hacer una limpieza profunda de la piel. A través de este procedimiento eliminamos piel y células muertas, para conseguir una piel suave, equilibrada y limpia. 

Para aplicarlo de manera correcta, el mejor momento es en la ducha. Puedes o bien aplicarlo con las propias manos o con la ayuda de una manopla. Lo importante es usar movimientos suaves, haciendo pequeños círculos, por la zona de del vientre, cadera y nalgas. La zona de piernas se debe comenzar desde los tobillos hacia arriba, para favorecer también la circulación. 

La exfoliación debe hacerse dos o tres veces por semana, dependiendo también del tipo de piel y el producto usado, ya que algunas pieles son mas sensibles y algunos productos son más profundo y fuertes que otros. Debemos notar nuestra piel suave y limpia, no debemos agredirla y dar sensación de picor. 

Exfoliante Corporal 

Mostrando 1 - 1 de 1 artículo
Mostrando 1 - 1 de 1 artículo